Exemple

Las redes sociales se cuelan en los contratos del deportista de élite.

Quien siga pensando que el uso no profesional o la ausencia de redes sociales en los deportistas profesionales es una opción ya puede ir bajándose de ese carro. El artículo que ilustra este post deja bien a las claras la importancia que los clubes (en este caso el Real Madrid, ni más ni menos que el considerado más valioso de los últimos años)  dan al uso y principalmente al buen uso de redes sociales, webs, blogs…

Si el Real Madrid ha llevado a incluir en sus contratos, tal y como desvela ese contrato de De Gea en el que se habla en el artículo de El Economista, un punto en el que se detalla el uso que debe hacer el jugador de enlaces del propio club así como la cesión de espacio propio para el uso del Real Madrid es porque ahí el club ve negocio y si lo ve el club deben verlo jugadores, representantes…

A diario mantenemos contactos con representantes y deportistas que no terminan de tener claro que están ante una oportunidad. Sin duda alguna, los deportistas, cada uno en su deporte, cada uno a su nivel, son escaparates comerciales. Cualquiera es susceptible de ser reconocido como influencer , como un buen prescriptor de una marca o servicio. Y no tenemos que buscar ni al deportista más reconocido, ni más mediático, ni al deporte más televisado, solo hay que saber dotar al deportista, a través de acciones y una buena comunicación en sus redes sociales, de una propuesta de valor añadido acorde al objetivo que la marca en cuestión necesita.

El Real Madrid ha incluido en esos nuevos contratos ese punto 4.9 en el que no solo se detalla que el 50% de los derechos de imagen del jugador en RRSS también pertenecen al club, sino cómo debe enlazar sus noticias, post, tuits, webs a las propias del Real Madrid.

La pregunta es: ¿Están nuestros deportistas preparados para, de modo profesional, gestionar su imagen en RRSS hasta el punto de ir en consonancia con la política de comunicación de una entidad como el Real Madrid? Podríamos, deberíamos apostar por la formación del deportista y es un paso que terminarán dando los propios clubes pero mientras tanto ¿no sería importante que los propios deportistas o sus agentes apostaran por profesionales del marketing y la comunicación que fueran capaces de gestionar con criterio esas oportunidades que el mercado les presenta?

 

Las redes sociales en los contratos profesionales

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *